Internet, talleres, café, risas… Los ‘Aliados’ tras el 19/S

Por David S. Celin

Hace dos años, el 19 de septiembre de 2017, en punto de las 13:14 horas, un sismo de magnitud 7.1 sacudió a México. La Ciudad de México fue de las localidades más afectadas… Registró el mayor número de víctimas, con 228 de un total de 369; además, al menos 38 inmuebles colapsaron, entre ellos el de Álvaro Obregón 286, el Multifamiliar Tlalpan y el de Chimalpopoca y Bolívar. 

Pero quizás el desplome de uno de los edificios que conformaba el Colegio Enrique Rébsamen fue uno de los casos que más conmocionó al país tras el temblor. En total, 26 personas murieron, –19 de ellas menores de edad– y su directora y dueña, acusada de homicidio, fue detenida en mayo.  

Tras ese movimiento, la solidaridad se hizo presente. Cientos de personas se unieron para retirar escombros, para alimentar a aquellos que estaban en las labores de rescate. Otros más informaban dónde necesitaban cosas y en dónde sobraba. Algunos se encargaron de compartir con los damnificados. 

A continuación, les presentaremos algunos testimonios recolectados por Aliados MX, en donde diversas personas, desde sus trincheras y profesiones, ayudaron en la tragedia.

  • Verificado 19S, información confiable

Uno de ellos fue Verificado 19S, una plataforma creada por jóvenes, organizaciones civiles [como Centro Horizontal, Oxfam, Data Cívica] y empresas [como Waze] con el objetivo de evitar confusiones y organizar a los miles de voluntarios que querían apoyar a las víctimas del sismo.

La herramienta mostraba, en tiempo real, la ubicación de edificios colapsados, fugas de gas, albergues, zonas que necesitaban donativos y el número de voluntarios en cada área de desastre.

De acuerdo con Jerónimo Esquinca, miembro voluntario de verificadoS19, el sitio verificado19s.mx se complementó con las redes sociales @V19s, que difundía información verificada sobre lo que ocurría en las áreas afectadas. Además, con el hashtag #Verificado19S, los ciudadanos podían compartir información.

“La sociedad civil fue el elemento central de Verificado S19. todos éramos miembros de la sociedad civil intentando apoyar esta respuesta humanitaria que fue coordinada por la gente que estaba en las calles con cubetas, la gente que estaba apoyando a los rescatistas, gente que estaban apoyando a la gente que estaba atrapada que necesitaban recibir donativos o que necesitaban albergue”.

“Las redes sociales fueron el elemento catalizador de la captura y de la proyección de como compartíamos información verificada”.

  • Somos Voces, centro de contención

Hace dos años, el 19 de septiembre de 2017, la librería Somos Voces funcionó como un centro de contención, en donde los que llegaban a ella podían entrar al baño, llamar por teléfono, tomar una taza de café, utilizar su internet, ver las noticias en la televisión o simplemente platicar con los ahí presentes.

Kaleb Ávila, uno de los chicos del staff de Somos Voces, narró que ese día “Voces fue uno de los pocos espacios que continúo con todos los servicios. Teníamos agua, luz, teléfono, internet”.“Dado que estábamos abiertos y sintonizamos las noticias, la gente se comenzó acercar al espacio para ver que había pasado. Fue bastante impactante. Incluso, una chica que nos comentó que empezó a caminar desde Torre Mayor, y supo que por la altura de la Glorieta de la Palma [Voces se ubica a en la calle de Niza] había un espacio donde podía hablar a su casa”: Kaleb. “Apoyamos hasta donde nuestro conocimiento y posibilidades nos lo permitieron. También funcionamos como un centro de contención emocional, porque toda la gente estaba muy sacada de onda. Y como teníamos la noticias, desde acá se comenzaron a dar cuenta de las magnitudes que había alcanzado el sismo”, cuenta Kaleb.

Previamente, los miembros de Somos Voces realizaron una recolecta de víveres para los damnificados de la comunidad Muxe de Juchitán, Oaxaca, afectados por el sismo registrado la noche del 7 de septiembre. Contaron con el apoyo de la Comunidad LGBT+ para esta colecta.

  • Contar para liberarse: Laura Athié

Por otra parte, la escritora [y madre de Abril], Laura Athié, ofreció en el Taller ArteLuz, de Blanca Juárez, la clase “¿Cómo viviste el #sismo19s? Escribe tu historia”, donde permitía “registrar, contar y liberarse poco a poco” de lo que nos atormentaba de aquel fatídico martes.

En la clase realizada el sábado 30 de septiembre, doce desconocidos se reunieron en una de las aulas de Taller Arteluz, ubicado en una de las zonas más azotadas por el sismo, la colonia Roma.  En ella, una joven narró que tuvo que caminar más de tres horas para llegar a la escuela de su hermanito para descubrir que era una de las víctimas del Colegio Enrique Rébsamen.

Otra de las asistentes afirmó que no le preocupó su casa, sino su perro. Una más, que el sismo la reencontró con su marido. O la chica que sufre de tremofobia, y que fortuna (azar, destino o gracia Divina) no estaba en la Ciudad de México, sino celebrando su cumpleaños en Puerto Vallarta… Así, los doce, más Laura, fueron contando su vivencia de aquel 9 de septiembre.

Y aunque se trató de una clase gratuita, se solicitó donaciones en especie (despensa) para que sea la propia Laura Athié quien los lleve a los damnificados en Puebla, donde radica actualmente y desde donde nos comentó:“¿Qué fue lo que hice además de formar cadenas humanas, además de ofrecer mi brazo, ofrecer mi escucha, de ofrecerme yo…? Fue pensar en como podía colaborar desde mi especialidad; es decir, la escritura de la vida, el rescate de lo que somos. 
“De la mano de Blanca Juárez, de Taller ArteLuz, hicimos una convocatoria que logró reunir durante tres semanas a personas de diferentes extractos sociales, profesiones […]. (El taller) se cimentó, como yo suelo hacer, sobre lo que soy, sobre lo que vivo. Inicié en tres etapas […].”

Otra de las etapas fue la de la piedra de toque, la cual sirve para volvernos a edificar. “Perderlo todo no es solo perder la casa, sino perder la seguridad, esa sensación de éste no es mi hogar”. Los asistentes escribieron valientemente su historia.

. Calzotón: Sara Ene, comediante integrante del colectivo PMS

Sara Ene es una comediante mexicana que, tras el sismo del 19 de septiembre de 2017, apoyó en las labores de algunos albergues de la CDMX y por esta razón se dio cuenta de que un artículo que los damnificados requerían y que prácticamente nadie donaba era ropa interior.

De esta manera, el colectivo Precaución Mujeres Sobreviviendo, mejor conocido como PMS, aprovecharon un evento que tenían programado para el 27 de septiembre de 2017, para organizar el  famoso Calzotón. 

A cambio de la ropa interior que los voluntarios donaran, podían participar de un micrófono abierto. La idea fue subir al escenario a compartir todo lo que estaban sintiendo después de ocurrida la tragedia del 19S. 

“Fue una cosa muy liberadora. Lloramos en el escenario. Reímos en el escenario. Fue algo hermoso que nos unió a todos”.

Gracias al Calzotón se juntó un montón de ropa interior que se donó en la CDMX, en Puebla y en Morelos.

Video sugerido:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s